El amor protagoniza esta historia...

Vida y Sociedad
Ante la presencia de amigos y familiares que llenaron la Iglesia de La Merced de San Cristóbal de Las Casas, Montserrat Maturana y Alejandro Guerra decidieron unir sus vidas en una sola y se juraron amor eterno en una emotiva ceremonia religiosa.Posteriormente los novios disfrutaron de una extraordinaria recepción, en la que se ofreció una exquisita cena, gran variedad de bebidas y postres a lo largo de la noche en la que los invitados trasmitieron sus mejores deseos a ésta hermosa pareja en medio de un ambiente de amor y felicidad hasta el amanecer.El Museo del Ámbar en San Cristóbal fue el lugar elegido, el cual decoró espectacularmente Gustavo Pinto.Chiapas-Chic es como podemos catalogar esta mágica boda.Amor y alegría se respiraba en el ambiente.Montserrat lució radiante con el maquillaje de Jordy Avendaño.