¿PIZZA? ¿POSTRES? SÍ POR FAVOR

agosto 2016
Bloggers con Estilo
En esta temporada del año, en donde hay más salidas a la playa, ropa más destapada y ?bikini bodies? ó ?summer bodies?, la mayoría de las personas nos estamos enfocando en comer saludable privándonos de esas donas, helados, tacos. Tantas delicias en la vida que vemos como un pecado o como un obstáculo para alcanzar nuestras metas de peso, salud o simplemente el summer body.

El secreto de una buena ?cheat meal?, es la constancia en tu dieta rigurosa. Yo soy 100% PRO Nutriólogos/as, las dietas que encuentras en internet probablemente funcionen, pero nada como un experto haciendo una dieta especialmente para tu tipo de cuerpo, metabolismo, edad, actividad física, etc.

Si haces la dieta al pie de la letra de lunes a sábado, nada te impide darte esa comida prohibida y pecadora en la que no habías dejado de pensar toda la semana mientras comías tus calabacitas con quinoa. 

He leído en muchísimos sitios nutricionales que darte ese gustito una vez a la semana es hasta favorable para el organismo, YES!!

Tiene beneficios psicológicos, como calmar la ansiedad, sentirte premiado después de todo el esfuerzo que debes de estar haciendo y/o darte felicidad después de una semana de monotonía y dieta rigurosa.

También acelera el metabolismo, después de cierto tiempo de dieta tu cuerpo ya está acostumbrado a la comida que le estás dando, cuando le das algo que no espera lo pones a trabajar mucho más.

Te dará energías para entrenar más fuerte y quemar lo que comiste, a mi hasta me motiva para quemar mis culpas.

El secreto está en que una comida trampa sea solamente una vez a la semana, y máximo máximo (ojalá no), dos veces a la semana. 

Al otro día, después de la cheat meal puedes tratar de entrenar un poco más de tiempo o un poco más fuerte y seguir con tu dieta normal al pie de la letra, no vayas a tratar de comer menos o no comer al día siguiente que eso no es sano y empeora las cosas.

Échale ganas a tu dieta y al entrenamiento. Planea tu semana y tus cheat meals, no gastes tu comida libre en algo que no te gusta y premia todo tu esfuerzo con algo que en realidad quieras comer, eso sí, todo con moderación, así no afectas ni tu dieta ni los resultados que estás buscando.