Mujer Empresaria

julio 2016
Especiales
Nos encontramos muy contentos de presentarles a una exitosa mujer, además de tener un gran corazón. María Eugenia Pérez Fernández, amiga, líder y empresaria.


¿Cuáles son los retos a los cuales se enfrenta una mujer empresaria?

Creo fielmente que Chiapas necesita más mujeres emprendedoras, capaces de lograr sus sueños sin que esto deba de significar sacrificar a su familia y materializar sus ideas para tener el bien común. Los retos son los mismos que tendría un hombre, el segmentar los roles creo que de inicio son prejuicios que debemos de derribar. Las mujeres hemos luchado por la equidad de género y creo que hemos tenido grandes avances. El limitado capital, el miedo al fracaso y la falta de apoyo que a veces uno enfrenta como mujer para conciliar la situación familiar y profesional, son de inicio retos que arrastramos. 


¿Se considera una mujer emprendedora? 

Claro que sí, me gusta crear fuentes de empleo y a la vez progreso personal, me mantengo siempre preparándome y busco la manera de cómo preservar las fuentes de empleo que he creado ante los embates de las dificultades que todos los empresarios afrontamos día a día. 


¿Cuántos años tiene el hotel María Eugenia? 

El 30 de mayo de este año cumplió 29 años gracias a Dios. 


¿Cuál es la satisfacción más grande que le ha dado el área laboral?

El poder mantener por tantos años hoteles independientes de cadenas sin atarme a una franquicia ya que somos una empresa 100% chiapaneca y también generar fuentes de empleo. Siempre ser parte fundamental para que muchas personas puedan llevar de una manera honesta el sustento a su hogar. 


¿Cuáles son los proyectos en puerta?

Mantener sanas mis empresas, innovarlas y la construcción de más hoteles y restaurantes. 


Como mujer de éxito, ¿qué consejos les daría a las mujeres chiapanecas?

Definir la palabra éxito es muy complicado. Cada persona lo puede entender de diferente manera. Creo que el éxito radica en amar lo que uno hace, en lo que uno trabaja o emprende, para ello hay que prepararse. Siempre he dicho que la vida es como una pelea de box, hay que estar siempre en forma, hacer quizás sacrificios de gustos personales, pero siempre estar listos para subirse al ring, y por lo menos no caer en el primer round, dar batalla y por qué no. . . ganar la pelea final a cualquier contrincante que se ponga enfrente, y si es por knock out mejor.