Maca en el momento perfecto de su vida

mayo 2016
Especiales
Sin lugar a dudas el tiempo vuela impactantemente, aún recuerdo las risas contagiosas de Maca y Montse Maturana Morales las gemelas más traviesas que he conocido, tiempo después regresaron de Irlanda convertidas en unas extrovertidas adolecentes, definitivamente eran el alma de las fiestas y por supuesto iconos sociales en esta ciudad. 


¿Cómo describes el ser madre?

Ser mamá sin duda es la bendición más grande que Dios puede darle a una mujer, ser madre es sentirte completa, es conocer el amor más grande, ese amor real, amor puro. Ser una guerrera porque emprendemos un camino donde el tiempo nos deja de pertenecer, todo lo que hacemos lo hacemos pensando en nuestros hijos, en su futuro, vivimos para ellos... Solo una madre sabe el verdadero significado del amor eterno. 


¿Al enterarte de tu embarazo ¿cómo reaccionaste?

Al principio no creía lo que estaba no me caía el 20 pero después de unos minutos me sentí la mujer más bendecida y feliz del mundo, uno de mis más grandes deseos de la vida se estaba cumpliendo. Ser mamá.


¿Ser madre está siendo la mejor experiencia de tu vida?

Sin duda alguna. No lo cambiaría por nada del mundo. Es lo mejor que me ha pasado en la vida. 


¿Que ha representado en tu vida la maternidad?

Creo que es una etapa muy bonita que pasa cada mujer, se experimentan muchos cambios hormonales, físicos y muchas emociones, a veces si te sacas de onda y dices no manches, que es esto... jajaja . Trató de vivir y gozar cada momento y etapa con mi hija al máximo por qué sé que el tiempo pasa volando y en un abrir y cerrar de ojos te das cuenta que los hijos ya crecieron. Es una etapa diferente que pasa la mujer y como vaya lucir otra. Me ha servido para conocerme más, para aprender y crecer.